¿Qué es botnet?

Es un término muy sonado en tópicos sobre ciberseguridad, pero son muchos los usuarios que no saben qué es una botnet. Muchos hackers emplean este método empleado para propagar malware y spam.

Es una amenaza de la que hay que cuidarse en la red. Así que es importante saber cómo funciona una botnet, los tipos que existen y las formas de protegerse.

Te invitamos a que te quedes en nuestro artículo durante un rato y no te pierdas de ningún detalle.

¿Qué es una botnet?

La definición de botnet se refiere a un grupo de ordenadores coordinados a distancia. El control del sistema lo ejerce un hacker y la intención de estos programas no es positiva. El término está compuesto por las palabras “robot” y “network”.

Una única botnet se compone de varios millones de ordenadores. A estos últimos se les denomina “bots”. Por supuesto, el significado de bots viene de la palabra inglesa “robots”. También se les conoce como “red zombi”.

Las botnets actúan cuando existen deficiencias de seguridad en los equipos. Por tanto, normalmente, suelen afectar a usuarios que no tengan instalados antivirus o servicios de VPN.

El objetivo de las botnets es instalar programas malware en los equipos de sus víctimas. Para lograrlo, realizan un ataque directo de un software, ya sea automatizado o controlado por un hacker. Una vez que la botnet se infiltra en el equipo, este último se convierte en un bot.

Los ordenadores son controlados a distancia por el hacker a través de un programa. Posteriormente, la red zombi es usada para cerrar páginas web, crear un tráfico falso, enviar spam y generar anuncios fraudulentos.

En un principio, las botnets no fueron diseñadas con propósitos malignos. De hecho, el propósito que se les daba era almacenar redes IRC. Los hackers fueron quienes identificaron el potencial que tenía este sistema para alcanzar objetivos dañinos. Hoy en día, estos programas y cualquier red zombi creada representan una gran amenaza.

¿Qué es un botnet DDoS?

Una botnet DDoS se podría decir que es una botnet especializada y no estándar. Las siglas “DDoS” significan “denegación de servicio distribuido”. El objetivo de este tipo de softwares es el de atacar víctimas potenciales y no tanto usuarios comunes.

Los ataques DDoS son diseñados para atacar e infectar ordenadores de grandes compañías. Así, el hacker puede burlar información confidencial de la empresa con el botnet.

Por otra parte, el objetivo de un ataque DDoS es el de denegar un servicio en específico. Esto lo logra el hacker al producir con el botnet un número de conexiones (a través de una red zombi) muy alto. Luego, todos los bots son redirigidos de forma simultánea a la web de la víctima (la compañía) para hacerla colapsar.

El hacker, al infectar los ordenadores y dispositivos móviles, crea la red zombi con el DDoS y redirige las conexiones. De esta forma, la botnet ocasiona que la web no pueda asimilar todas las peticiones simultáneamente. Como resultado, genera un colapso en la plataforma y el atacante puede penetrar el sistema.

Funcionamiento de las botnets

El funcionamiento de los botnets está determinado por el control de los hackers. En su defecto, se manejan por medio programas automáticos creados por el mismo hacker.

Para lograr infiltrarse en el equipo del usuario, los piratas informáticos deben tratar de engañar a sus víctimas. Solo así podrán instalar el malware botnet en su ordenador.

En muchos casos, hay autores que llegan a distribuir softwares fraudulentos de forma gratuita en la web. De hecho, suelen ser muy usados por los hackers, por les ahorra trabajo al no tener que crear sus programas desde cero. En este grupo entra el famoso “Mirai botnet”, el cual se utiliza en los sistemas Linux.

Mirai botnet se enfoca en penetrar sistemas controlados por IoT (Internet de las Cosas) a través de cámaras, dispositivos caseros y routers. Luego, el malware le permite al atacante controlar los equipos asociados a este. Así, el hacker genera una inundación de tráfico para burlar la información de su objetivo.

El Mirai botnet se consideró el primero de su especie de estos programas. Por lo que, a partir de él, se han generado gran número de variantes.

Por otra parte, el funcionamiento de los botnets y DDoS contempla el “tiempo de hibernación”. Esto quiere decir que el hacker tiene versatilidad en cuanto al momento de ejecución del ataque. No siempre se toman acciones inmediatas cuando el equipo es contagiado y convertido en un bot.

De hecho, el atacante puede programar una hora específica para realizar el daño al objetivo. Incluso, puede tomarse un tiempo determinado para expandir su red zombi. Por esta razón, el botnet puede pasar desapercibido en el equipo mientras está en espera.

¿Para qué se usan las botnets?

Los botnets pueden usarse para muchos fines, más allá de solo ejecutar ataques DDoS. Algunas de las formas de utilizarlos con mayor relevancia son las siguientes:

  • Reescribir datos: en esta situación, el hacker llega a revisar los detalles del código informático para encontrar puntos delicados con el botnet. Esto lo hace al solicitar a los equipos ciertos archivos desde un servidor central. Por lo general, los documentos llegan a tener credenciales pregrabadas e informaciones de acceso. Esto hace que, al mismo tiempo, les dé una mayor oportunidad de editar la seguridad del sistema.
  • Monitoreo de la actividad de los internautas: muchas veces el botnet no está destinado para realizar un ataque, sino solo con la finalidad de registrar al usuario. En estos casos existen los keyloggers, por ejemplo, los cuales son “registradores de tecleo”. Los mismos llegan a grabar las pulsaciones del teclado para enviar la información robada a un servidor del hacker. Es así como el pirata informático puede llegar a obtener las credenciales de acceso para ciertas páginas bancarias o empresariales.
  • Escaneo de redes locales: el botnet analiza el equipo a fin de identificar vulnerabilidades en el sistema. Sobre todo, aquellos que no están protegidos con antivirus, cortafuegos y otros programas de protección. Luego de la revisión, el ordenador o dispositivo llega a integrarse a la red de bots zombie del hacker.
  • Envío de correos spam por los correos electrónicos: el botnet se encarga de enviar mails de forma masiva a sus víctimas. Esto lo hace a través de los bots de dispositivos locales que pertenecen a la red del atacante. Incluso, el mismo puede contener malware o un enlace para que el internauta sea integrado a una campaña de phishing.

¿Cómo pueden afectarnos las botnets?

Los botnets pueden afectarnos de diversas formas, algunas pueden llegar a ser más dañinas que otras. A continuación, te resumimos algunas de las que más impacto tienen en los usuarios:

  • Realizar ataques DDoS: ya te explicamos antes cuál es la finalidad de este tipo de botnet. Sin embargo, es importante dejar en claro que el mismo suele ser el método más común y, a la vez, peligroso de estos malwares. De hecho, su desarrollado ha afectado el funcionamiento de grandes plataformas de RRSS y Wikipedia.
  • Robo de datos personales o vigilancia de víctimas: para cumplir este objetivo funciona de forma opuesta a un ataque DDoS. Realmente, solo se trata de espiar a las víctimas y, así, hacerse con la información confidencial al momento de la ejecución.
  • Generar ingresos por medio de publicidad sospechosa: las botnes pueden usar para ganar dinero por medio de estafas corrientes. Aquí, los piratas informáticos llegan a alquilar un espacio web para que los usuarios lleguen al anuncio. Así, por cada clic se llevan una pequeña comisión.
  • Minar criptomonedas: un botnet también puede ser usado para explotar monedas electrónicas. De hecho, es un objetivo que ha ganado mucha popularidad en el último tiempo. Principalmente, a causa de la globalización del trading y lo que representa para la economía en la actualidad.
  • Infección por malware: en este aspecto se puede considerar la definición de ransomware. El mismo no es más que el secuestro de archivos confidenciales por medio de un control externo. Es ejecutado con una botnet, y son los bots los que realizan el daño a través de los equipos contagiados.
  • Generación de campañas de phishing y spam: una botnet puede ser usada para enviar de forma masiva correos electrónicos malintencionados. En los mismos se propagan ataques de estafas o información basura de manera constante.

Tipos de botnets que existen

En la web se pueden encontrar varios tipos de botnets que acechan a los usuarios hoy en día. Sin embargo, solo nos enfocaremos en los tipos más relevantes:

Modelo de cliente-servidor

Botnets centralizadas

Este modelo de botnet está basado en una red manejada por un servidor que funciona como un servidor maestro. El mismo es denominado “botmaster” y es usado por el hacker para mantener a los dispositivos infectados y comunicados.

Luego, cada bot es enlazado con el centro de mando para ejecutar los comandos del botnet. No obstante, algo particular de este modelo es que se puede detectar fácilmente y, por lo tanto, desactivar el servidor.

Modelo de pares (P2P)

Botnets descentralizadas

Este modelo de botnet está descentralizado. De hecho, no hay un servidor central que maneje la responsabilidad de las operaciones. Cada bot actúa como el punto de control o cliente

Si se logra detectar y detener alguno de los bots, la acción no tendría efecto en la operación general. Por ello, estas botnets son más complicados de combatir. Además de que el atacante es difícil de localizar, a diferencia del primer caso.

Ejemplos de botnets

En estos últimos años han sido muchos las botnets que han perpetrado ataques informáticos en la red. A continuación, te mostramos varios de los casos más relevantes:

  • Meris: esta botnet tuvo su auge en el 2021 y su foco fue la red social Twitter. El evento consistió en lanzar un ataque destructivo contra Internet Yandex, el cual es un proveedor ruso. Actualmente, sigue operativo y ha atacado otras plataformas como Cloudflare. Se estima que tiene más de 250 mil dispositivos bajo su control.
  • GameOver Zeus: el auge de esta botnet fue en el 2013 y era del tipo P2P. Su finalidad fue confiscar credenciales bancarias de millones de usuarios. La red fue desmantelada en el 2014 por la Europol y el FBI. Pero logró causar pérdidas estimadas en más de 100 millones de dólares.
  • Mirai: esta botnet se relacionó con los dispositivos que usaban Linux y el IoT. Su auge fue en el 2016 y a partir del mismo, surgieron otros malwares derivados. Esto, debido a que su código fuente fue publicado en la web y muchos hackers lo estudiaron para sofisticarlo.
  • Conficker: esta botnet llegó a tener su auge en el 2008 y controló más de 10 millones de dispositivos. Es un gusano informático y se propaga a una velocidad muy alta. Se infiltró en las redes gubernamentales de distintos países del territorio europeo y provocó daños en millones de euros. Incluso, casi alcanza a hacer estragos a nivel mundial.

¿Cómo evitar que tu dispositivo sea infectado por una botnet?

A los botnets se les puede aplicar la definición de malware, igual que a los virus, gusanos informáticos, troyanos, entre otros. Por tanto, las medidas de protección anti botnet son casi las mismas que en estos casos.

Estas son algunas de las formas más efectivas para cuidarte de un botnet:

Actualizar sistemas y dispositivos

Cada cierto tiempo, es importante que te asegures de actualizar tus equipos y sistemas operativos. Así evitarás que el botnet descubra alguna deficiencia en tu seguridad y se cuele por ella.

Procura mantener al día tus parches de seguridad a fin de que los botnets no descubran puntos débiles.

Ignorar correos y archivos desconocidos

Muchas veces los softwares maliciosos se cuelan en los equipos porque el usuario acepta correos y descarga archivos sospechosos. Es recomendables que hagas caso a tu intuición y no hacer clic en cualquier mensaje desconocido que llegue a tu bandeja.

El uso del sentido común es la principal estrategia para evitar que el botnet entre a tu sistema. Incluso, es muy común que busque infectar tu equipo con una campaña de phishing. Así que ignora todo el contenido sospechoso.

Instala un antivirus

Este es uno de los consejos más indispensables. Principalmente, porque son los softwares antivirus los que te ayudarán a detectar directamente los botnets. Además de que son programas que pueden bloquear gusanos informáticos, virus y otros softwares peligrosos.

Por otra parte, es importante que lo mantengas actualizado para evitar que un botnet se cuele por una deficiencia en la defensa.

Usar una VPN

Una VPN quiere decir “Red Virtual Privada” y es un programa especial para que navegues de forma anónima. Esto te hará indetectable ante hackers que busquen atacarte para robar tu información usando botnets.

Lo que debes hacer es acceder al catálogo de servidores VPN del proveedor y escoger cualquiera de ellos. Así, pareciera que estás en una ubicación diferente de tu localidad real y no serás rastreable para los botnets.

Los softwares VPN ofrecen características de protección adicionales, encriptación militar y política de cero registros. De hecho, para facilitar tu búsqueda, puedes consultar nuestra lista de VPN más adelante.

En resumen

Como pudiste leer, los botnets son herramientas peligrosas que los hackers emplean hoy en día para burlar tu información. Sus ataques pueden provocar daños severos a la seguridad, así que es importante navegar de forma con protección por la red.

Para reducir los riesgos de ataques, es recomendables usar softwares antivirus y VPN. Con estas herramientas podrás explorar la web con seguridad y anonimato.

Las VPNs, son fáciles de usar y ofrecen múltiples ventajas, entre ellas, rápidas velocidades, y encriptado de datos. Para facilitar tu búsqueda, podrás consultar nuestra lista de opciones más abajo.

Con todo esto, ya sabes lo necesario sobre cómo protegerte de un botnet en la red.

Las mejores VPN para incrementar tu seguridad en la red

1

expressvpn logo

Disponible para Torrent

Accede a Netflix EE.UU.

Navegación anónima

SOLO6.93€/mes
Ahorra un 49%

2

NordVPN logo

Interfaz fácil de usar

Encriptación avanzada

Sin filtración de datos

SOLO4.99€/mes
Ahorra un 68%

3

Surfshark logo

Instalación y uso simple

Rápidas velocidades

Cantidad ilimitada de dispositivos

SOLO2.21€/mes
Ahorra un 83%

4

CyberGhost logo

Garantía de 45 días

+7000 servidores

Servicio seguro y privado

SOLO2.11€/mes
Ahorra un 84%

5

purevpn logo

Tarifa económica

Tunelización dividida

Desbloqueo de streamings

SOLO1.99€/mes
Ahorra un 82%

Share

Redactor De VPNcapture.Com, Experto En Ciberseguridad

Ricardo Tamayo es un entusiasta de la ciberseguridad y un aficionado al streaming, al que le gusta estar al día con las últimas novedades tecnológicas. Se especializa en generar contenido para VPNcapture.com sobre tecnologías emergentes, seguridad y privacidad digital. Así como revisar regularmente los servicios de VPN, tanto los nuevos como los ya establecidos. Proporcionándole a nuestros usuarios una guía actualizada y completa para acceder a la web sin bloqueos geográficos.