¿Qué es un gusano informático y cómo protegerte de él?

Los gusanos informáticos son programas maliciosos que pueden generar problemas significativos. No posee el mismo nivel de impacto que un virus informático. Pero un worm es capaz de afectar, en gravedad, el funcionamiento de tu equipo.

Por tanto, si buscas documentarte respecto al tema, te sugerimos mantenerte con nosotros y continuar leyendo el artículo. Aquí te explicamos qué es un gusano informático y en qué se diferencia de otros tipos de virus.

Presentaremos las características de los gusanos informáticos para poder detectarlos y la forma de expulsarlos de tu equipo. Sin olvidar las medidas para proteger tu dispositivo de estos programas maliciosos. Sea, por ejemplo, el empleo de una VPN.

¿Qué es un gusano informático?

La definición de gusano informático se puede asociar a la definición de malware, un programa con intenciones maliciosas. Por tanto, un gusano informático es un software maligno que se copia y propaga entre ordenadores por medio de la red. Para poder obtener acceso, el gusano se aprovecha de las fallas en la seguridad del equipo de destino.

A diferencia de otros tipos de virus informático, los gusanos son malwares autónomos que no requieren de un host. Además, no atacan archivos de solo un ordenador, como lo hace un virus informático. Al contrario, los gusanos priorizan extensas redes de ordenadores para su propagación y creación de botnets.

Por ello, no podemos referirnos a los gusanos informáticos como “virus gusano”, “gusano virus” o “worm virus”. En realidad, son dos tipos distintos, pero con cierto nivel de similitud, al ser ambos malwares. 

Asimismo, los hackers hacen uso del gusano malware para algo más que infectar equipos. Dependiendo del código diseñado, podría ser utilizado para robar o encriptar información importante. Por la cual, se le exigirá a la víctima un rescate, para poder recuperar dichos datos.

Un poco de historia sobre los gusanos informáticos

Uno de los primeros gusanos informáticos de la historia, se conoce como gusano Morris. Este fue lanzado a finales de 1988, gracias a Robert Tappan Morris, un americano estudiante de posgrado. Inicialmente, Morris no tenía intención de ocasionar algún daño. Sin embargo, no se dio cuenta de que la forma en como estaba escrito el código del programa, contenía gran cantidad de bugs. Así que esto provocó que el malware consiguiera infectar numerosos hosts.

Como resultado, abrió paso a una caída masiva de dispositivos. El evento dejó incapacitado parte del sistema de red, hasta que se logró expulsar al malware de los equipos infectados. Se estima que el gusano Morris provocó un daño económico de entre 10 y 100 millones de dólares.

Ejemplos de gusanos informáticos famosos

El gusano Morris fue el primer ataque famoso en dejar grandes daños. Pero después surgieron otros tipos de gusano que ha causo gran impacto en la historia. Ya sea, por la magnitud de su ataque o los estragos que provocó.

A continuación, algunos nombres de gusanos informáticos con más reconocimiento actualmente.

SQL Slammer

SQL Slammer fue un gusano informático de gran impacto, que se extendió rápidamente en el año 2003. Su capacidad de acción poseía tal alcance, que consiguió infectar a más de 75000 dispositivos, en tan solo 10 minutos.

Su método de propagación fue totalmente único y fuera de lo convencional. No aplicó técnicas tradicionales de difusión, como el empleo de correos electrónicos. SQL Slammer afectaba una vulnerabilidad de Microsoft SQL Server para Windows 2000. Para ello, el malware generó gran cantidad de direcciones IP aleatorias. A las cuales, luego envió copias de sí mismo a los equipos con esas direcciones.

Si el dispositivo receptor poseía una versión de SQL Server sin parchear, el gusano informático entraba y comenzaba a actuar. Seguidamente, el malware transformaba los equipos infectados en botnets. Estos después eran usados para realizar ataques DDoS a distintos sitios web relevantes.

WannaCry

WannaCry es de los ejemplos más recientes de lo que es capaz de hacer un gusano informático. Se trata de un ejemplo de ransomware. Puesto que, encripta los archivos de los usuarios, para luego exigirles un pago a modo de rescate de sus datos.

El malware fue lanzado en 2017 y, a las pocas horas, llegó a infectar 230.000 ordenadores en 150 países. Entre las víctimas, se pueden encontrar objetivos de gran nivel. Sean universidades, empresas privadas, entes gubernamentales, etc.

El virus informático WannaCry se aprovechaba de la vulnerabilidad EternalBlue.  Así, consiguió atacar versiones previas a Windows 8. Al encontrar dispositivos vulnerables, el malware introducía e instalaba una copia de sí mismo en el sistema. Luego pasaba a encriptar archivos y documentos del dispositivo.

¿Cómo funciona un gusano informático?

Todos los gusanos informáticos tienen un gran nivel de peligrosidad, gracias a su capacidad de acción. Cuando el malware se instala en el equipo anfitrión, puede propagarse mediante la red, sin requerir apoyo o de una ejecución externa. Recordemos que los gusanos son malwares independientes, los cuales no precisan de la víctima para que los active.

Los gusanos se aprovechan de las vulnerabilidades ocultas del dispositivo. Por ello, los ciberdelincuentes desarrollan worms para lograr acceder al sistema del equipo. Asimismo, una de las características de los gusanos es el crear una «puerta trasera» en el sistema. La cual puede ser utilizada por otros programas de malware a futuro. Al dejar esta vulnerabilidad los hackers consiguen entonces tener el control del equipo. 

Actualmente, muchos de los gusanos contienen lo que se conoce como carga útil. Con ella, son capaces de transportar programas ransomware, un virus informático, entre otros. De esta forma, probablemente consigan dañar los sistemas del dispositivo infectado.

Largo fue el tiempo en que los gusanos utilizaron medios físicos para poder ingresar en una red. Antes, los hackers colocaban el malware en un disquete, memorias extraíbles USB u otra unidad de almacenamiento. Para atacar, debían aguardar a que la víctima introdujera el dispositivo en el equipo. No obstante, en la actualidad, hay formas más versátiles para la propagación. El envío de e-mails phishing, mensajes instantáneos o redes de transmisión de archivos es una de las más utilizadas.

Tipos de gusanos informáticos

Probablemente existe un sin número de worms con códigos para determinado objetivo. Algunos se han podido detectar y controlar con el uso de antivirus o de VPN. Pero todavía siguen surgiendo nuevos tipos de gusanos. Son muchos los que consiguen pasar desapercibidos hasta para el usuario más atento.

Actualmente no existe una clasificación oficial para los gusanos informáticos. Sin embargo, se pueden dividir, principalmente, según como sea la forma de propagación entre ordenadores. Por lo que, te dejamos un listado de los tipos de gusanos utilizados con mayor frecuencia.

Gusanos de internet

Los gusanos de internet, o de red, atacan sitios web que poseen una seguridad deficiente. Por lo que, no necesitan interactuar con la futura víctima para poder atacar.  Cuando consiguen infectar el sitio, los gusanos se propagan en todo ordenador que utilice y accede a dicha página. De este modo, el malware se expande entre los distintos equipos conectados a internet o una red de área local.

Los hackers utilizan este tipo para aprovechar las vulnerabilidades del dispositivo a infectar. Sin embargo, también son usados en otros fallos de seguridad, como el caso de contraseñas no seguras.

Desde un dispositivo infectado, el malware busca en la red otros equipos que posean el mismo fallo. Cuando se instalan en ellos, proceden a buscar el siguiente objetivo. Por lo que, una forma para impedir una infección de gusanos es mantener actualizado el sistema operativo del equipo.

Gusanos de email o correo electrónico

Los gusanos informáticos se propagan mediante archivos adjuntos a e-mails phishing. Usualmente, vienen acompañados con extensiones duplicadas, como “mp4.exe” o “.avi.exe”. Por ello, el usuario no se percata de que se trata de un programa malware malicioso.

Los archivos al descargarse se activan e instalan el gusano informático en el dispositivo. Asimismo, se hacen copias para ser enviarlas a los contactos de la víctima. Cuando los receptores las abran, las enviaran automáticamente a sus propios contactos. Así, sucesivamente, se irán propagando mediante correos e-mails.

No es necesario que el correo tenga mensajes que evidencian la presencia del malware. En realidad, el texto puede incorporar enlaces cortados que el usuario no identifica. Por lo que, al cliquear, inmediatamente, se abrirá una página no segura. Es allí donde se iniciará la descarga automática de programas gusanos malware.

Gusanos de mensajería instantánea

Los gusanos de mensajería instantánea son muy similares al tipo antes mencionado. Pero se diferencian por el método utilizado para la propagación. Suelen hacerlo mediante plataformas de mensajería, como Skype, Messenger o WhatsApp.

Ya disfrazados los gusanos se hacen pasar por simples archivos adjuntos o links hacia sitios web. Usualmente, la misiva se acompaña con un texto corto, para conseguir persuadir a la víctima de abrir el mensaje.

Gusanos de intercambio de archivos

Aunque no sea del todo legal, el intercambio y envío de archivos es una realidad entre los usuarios. El tráfico es realizado por millones de personas a nivel internacional.  Por ello y sin saberlo, los usuarios dejan expuestos sus dispositivos a la amenaza de gusanos de intercambio de archivos.  

Es igual a como sucede con el tipo e-mail o de mensajería instantánea. El malware tiene la apariencia de archivos multimedia con extensiones dobles.

Debido a que el tráfico de datos no se supervisa, los hackers consiguen integrar fácilmente gusanos a los archivos y pasar desapercibidos. Es así como, al descargar el archivo infectado, el malware procede a iniciar el proceso de propagación.

Si deseas disfrutar de escuchar música, películas o series televisivas en redes de intercambio, te recomendamos usar una VPN.

IRC Worms

El significado de worm, en español, es gusano.  Por tanto, IRC Worms es un programa tipo gusano que se propaga a través de Internet Relay Chat.

Similar a los tipos anteriores, IRC Worms posee dos maneras en las que se puede propagar. En principio, se tiene el envío de archivos infectados a los usuarios en canales IRC. La segund, es mediante links que redirigen a sitios web no seguros, los cuales descargan copias de gusanos.

Sin embargo, se considera IRC Worms un tipo de gusano informático no muy efectivo. El usuario debe confirmar, descargar y abrir el archivo enviado para que el malware se propague en el sistema.

¿Cómo saber si tengo un gusano informático en el dispositivo?

Ahora que conoces qué es un gusano informático, será de tu interés saber si tu dispositivo está infectado con uno.  Afortunadamente, hay formas para identificar una infección por malware. Pese a que, los gusanos informáticos trabajan silenciosamente, pueden provocar notorios efectos. Aun si estos no han iniciado alguna actividad maliciosa.

Sin embargo, muchos tipos de malware presentan características similares. Por tanto, diferenciar entre la presencia de gusanos o de un virus informático, se dificulta. Realmente, los efectos resultan ser muy parecidos.

A continuación, se presentará un listado con los síntomas para determinar alguna infección por gusanos informáticos.

  • Disminución en el rendimiento del dispositivo.
  • Reducción del espacio de almacenamiento.
  • Cambios extraños en la configuración o instalación de aplicaciones nuevas, no aprobadas por ti.
  • Desaparición inexplicable de archivos o documentos.
  • Ejecución automática de programas.
  • Comportamiento, fuera de lo usual, del ordenador o del navegador web.
  • Advertencias del firewall.
  • Mensajes de contactos preguntando sobre extraños mensajes que ha recibido de tu parte.

¿Cómo puedes eliminar un gusano informático de tu dispositivo?

Eliminar cualquier tipo de malware, como un worm o virus informático, puede ser complicado. Algunos de los programas se reinstalan luego de haber eliminado el malware. Por ello, se recomienda disponer de la ayuda adecuada para eliminar el software malicioso.

Entonces, si logras detectar la presencia de worms en tu dispositivo, deberás seguir los pasos que te indicamos a continuación. Así podrás eliminar por completo la infestación.

  1. Instala un antivirus informático de alta calidad. Es preciso contar con los servicios de empresas oficiales. Puesto que, muchas veces el malware puede venir disfrazado como programa antivirus falso.
  2. Luego, deshabilita la restauración del sistema para Windows. Además, evita realizar copias de seguridad que contengan infectado el gusano informático.
  3. Con el antivirus, realiza un escaneo completo del sistema.
  4. Si detectan gusanos en el ordenador, generalmente el programa ofrece eliminarlos. En caso de que no sea capaz de eliminar el worm, es importante guardar el nombre de este.
  5. Para estos casos, deberás descargar la herramienta adecuada para dicho malware. Este se activa mediante el botón de búsqueda. Durante la ejecución tendrás que desactivar el antivirus, ya que, podría surgir un conflicto entre ambos métodos de eliminación. Esto provocaría un error en el sistema.
  6. Ya eliminado el malware, activa el software antivirus y la recuperación del sistema.

¿Cómo puedes protegerte de los gusanos informáticos?

Existen diferentes formas para protegerte de los gusanos informáticos. Por tanto, si quieres evitar la presencia de este malware, a continuación, dejamos algunos consejos que te podrían resultar útiles.

  • Instala un antivirus informático. Esta la principal medida para evitar contraer gusanos mantener tu equipo protegido frente a todo tipo de malware. Por ello, es importante disponer del mejor programa antivirus al navegar por la red.
  • Abstenerse de abrir correos electrónicos o links sospechosos.
  • Se recomienda descargar aplicaciones y archivos procedentes de fuentes legítimas y de confianza.
  • Mantén actualizado el sistema operativo. Muchos de los gusanos informáticos se aprovechan de las fallas en los sistemas. Por lo que, si no deseas contraer el malware, actualiza el sistema hasta la última versión disponible.
  • Disponer de un proveedor VPN. Las redes WiFi públicas son una vía muy utilizada por hackers, para robar o copiar datos personales de los usuarios. Por ello, el uso de una VPN es ideal, para poder conectarse a ellas de forma segura. Una VPN cifra tu tráfico y crea un túnel privado entre tu dispositivo e internet. Con una VPN tus datos estarán protegidos de la vista y robo por parte de terceros.
  • Utilizar un bloqueador de publicidad. Usualmente los anuncios son capaces de propagar gusanos al hacer clic en ellos.  Para evitarlos deberás buscar una herramienta que impida la publicidad al estar por internet. Por fortuna, muchos de los servicios VPN, tienen integrada esta función.

En resumen

Entonces, ¿qué es el gusano informático? es un tipo de malware, que se caracteriza por su capacidad de propagación. Debido a ello, el programa consigue infectar gran cantidad de dispositivos. A lo largo de la historia, han surgido varios ejemplos de worm que causaron grandes daños, como SQL Slammer o WannaCry.

Asimismo, los worm no poseen una única forma de difusión. Por lo que, fácilmente, podríamos no diferenciar si estamos enfrentando a un ataque de este tipo de malware.

Si deseas evitar una infestación de gusanos, te recomendamos seguir los consejos presentados anteriormente. Es muy útil utilizar programas antivirus o de VPN.

Las VPN recomendadas para proteger tus conexiones y dispositivos

1

expressvpn logo

Disponible para Torrent

Accede a Netflix EE.UU.

Navegación anónima

SOLO6.93€/mes
Ahorra un 49%

2

NordVPN logo

Interfaz fácil de usar

Encriptación avanzada

Sin filtración de datos

SOLO4.99€/mes
Ahorra un 68%

3

Surfshark logo

Instalación y uso simple

Rápidas velocidades

Cantidad ilimitada de dispositivos

SOLO2.21€/mes
Ahorra un 83%

4

CyberGhost logo

Garantía de 45 días

+7000 servidores

Servicio seguro y privado

SOLO2.11€/mes
Ahorra un 84%

5

purevpn logo

Tarifa económica

Tunelización dividida

Desbloqueo de streamings

SOLO1.99€/mes
Ahorra un 82%

Share

Redactor De VPNcapture.Com, Experto En Ciberseguridad

Ricardo Tamayo es un entusiasta de la ciberseguridad y un aficionado al streaming, al que le gusta estar al día con las últimas novedades tecnológicas. Se especializa en generar contenido para VPNcapture.com sobre tecnologías emergentes, seguridad y privacidad digital. Así como revisar regularmente los servicios de VPN, tanto los nuevos como los ya establecidos. Proporcionándole a nuestros usuarios una guía actualizada y completa para acceder a la web sin bloqueos geográficos.