¿Qué es una LAN?

Si no eres un experto en el tema de las redes informáticas, es probable que desconozcas qué es LAN. Es común que usuarios regulares de la red no comprendan realmente su significado y cómo funciona.

Lo cierto es que las redes LAN o redes locales están presentes en la gran mayoría de los hogares de todo el mundo. La presencia de dispositivos inteligentes con acceso a internet o a una impresora implican una red de este tipo.

Si quieres conocer más sobre las redes LAN, te invitamos a seguir leyendo el artículo. Aquí, explicaremos todo lo que debes saber. Asimismo, te indicaremos cómo configurar redes LAN y la diferencias que las separan de las redes privadas.

¿Qué es LAN o red local?

En principio, una red informática es un conjunto formado por ordenadores, periféricos u otros dispositivos. Estos dispositivos están interconectados con el fin de compartir información o datos. Las redes se pueden clasificar en varias clases, según sea el tipo de conexión.

Dentro de las redes informáticas encontramos las redes LAN. El significado de LAN deriva de las siglas en inglés Local Area Network (en español “red de área local”). Las redes LAN tienen un nivel de alcance delimitado dentro de un espacio geográfico reducido. Pueden instalarse en una casa, un departamento, una oficina principal e, incluso, un edificio. La conexión entre los distintos dispositivos se consigue mediante la incorporación de un cable o por ondas.

Los equipos que estén enlazados con redes LAN, se les denomina nodos. Dependiendo del número de nodos, la cantidad de dispositivos conectados puede ser mayor o menor.  Es así como los usuarios pueden compartir datos a través de ordenadores, equipos digitales o periféricos. Este proceso puede llevarse a cabo con móviles, tablets, impresoras, proyectores, entre muchos otros. 

¿Cómo funciona una red LAN?

Actualmente, un gran porcentaje de las redes LAN o redes locales funcionan mediante Ethernet. Esta es una tecnología tradicional y estándar para conectarlas. Antes, las redes LAN trabajaban con tecnologías conocidas como Token ring, DECNET, ARNET y FDDI. Hoy por hoy, Token ring y DECNET han sido reemplazadas por el Ethernet.

Una red local se conecta a internet desde un punto central conocido como enrutador. Usualmente, en los hogares se hace uso de un único router. En cambio, en espacios más grandes se utilizan conmutadores de redes LAN.

Estos dispositivos de red LAN disponen de un hardware, el cual actúa como interfaz. Es a través de él que se pueden administrar las conexiones entre los diferentes participantes de una red. Así se puede garantizar el recibimiento exitoso de la información en determinado destino.

Por otro lado, también encontramos los cables de red. Su función es conectar los dispositivos finales con los servidores. Con un cable LAN se consigue una correcta instalación a la red, ya sea en una oficina o en una casa.

¿Para qué sirven las redes locales (LAN)?

Principalmente, el objetivo de una red local se basa en asociar los equipos entre sí. Para que, de esta forma, se tenga acceso compartido a los archivos, documentos, impresoras u otros servicios.

Los distintos dispositivos se hallan conectados a un servidor central. Este monitorea y regula el acceso de equipos, aplicaciones, el tráfico de la red y la recolección de documentos. Con esto, el servidor de la red LAN consigue llevar a cabo funciones específicas. Esto implica el uso compartido de los archivos o de impresión, el ingreso al sistema de datos o al email.

Al monitorear la actividad en la red, una red LAN o red local crea un ambiente seguro para todos los usuarios. De forma que, sean solo ellos los que puedan disponer de los recursos, sin la interrupción de un agente externo.

También, las redes LAN dan facilidad a la hora de compartir datos y documentos sin sufrir ralentización. Al dar grandes velocidades y conexiones estables, el envío de archivos se realiza en pocos segundos.

En el caso de las empresas, este tipo de redes fomentan una mejor gestión y organización. Una conexión LAN es un excelente aliado para enviar datos en un ambiente seguro y veloz.

¿Cómo configurar una LAN o red local?

Las redes LAN solo precisan un dispositivo de red y una forma para conectar los equipos al mismo. Puede ser con el uso de cables Ethernet o un punto inalámbrico de acceso WIFI.

Por fortuna, la mayoría de los sistemas operativos actuales poseen los protocolos necesarios para la conexión. Ya sea un dispositivo Microsoft Windows, Linux, Apple OS X, Android o iOS. Asimismo, los ordenadores, tablets y móviles disponen de un puerto de Ethernet, de un chip WIFI o incluso ambos.

Por tanto, conectar un dispositivo a una red LAN, de forma inalámbrica o por cable, es bastante sencillo. Realmente, el único requisito es que el usuario posea un PC u equipo digital actualizado. 

Al configurar una red LAN por cable, solo se requiere el uso de un cable Ethernet. Con este el usuario va a conectar el dispositivo final con el conmutador LAN. Una vez realizada la conexión, los equipos, finalmente, se podrán comunicar y compartir, por medio de la red LAN.

Al configurar una red inalámbrica, el usuario necesita de un punto WAP.  Este se configura para emitir un identificador SSID y exigir a los dispositivos se autentiquen en la red. Se hace mediante el uso de alguna de las tantas técnicas de autenticación WIFI. Entre las opciones más populares se encuentran la clave precompartida WIFI Protected Access 2 y WPA2 Enterprise.

Topología de una red LAN o red local

La topología de redes LAN se pueden presentar en dos formas: topología lógica y topología física.

Topología lógica de redes LAN

Es una red en la que los archivos se transfieren de un ordenador a otro. Este tipo de redes consiste en conexiones virtuales entre los nodos de una red. Los tipos de topología lógica más comunes son el broadcast y transmisión de tokens.

Broadcast es una forma de comunicación dentro de una determinada red inalámbrica. Consiste en la transferencia de datos a todos los usuarios miembros de una red local. La recepción no es específica, por tanto, cualquiera puede descargar y visualizar la información, sin ningún tipo de impedimento. La recepción de los datos se dará por orden de llegada, como funciona Ethernet.

En la transmisión de tokens el acceso a la red es regulado mediante la transmisión de un token electrónico. Este último se envía a cada equipo de forma secuencial. Sin embargo, gracias a la popularidad del Ethernet, este método está en desuso.

Topología Física de redes LAN

Esta topología consiste en la conexión real de dispositivos finales, mediante el uso de cables u otros medios. Pueden ser routers, los switches y los puntos de acceso inalámbrico.

A continuación, mencionamos los tipos de topologías físicas más comunes que puedes encontrar.

Red en Bus

En este tipo de red LAN, los equipos están conectados directamente a un mismo cableado backbone. Debido a ello, la transmisión de datos es lineal.

Red de anillo

Aquí la red de ordenadores se conecta de manera secuencial. De esta forma, el último está conectado con el primero.

Red en estrella

A diferencia de los otros tipos, aquí los equipos están conectados directamente a un servidor central. Este último es el encargado de administrar los datos y el acceso a la red.

Redes mixtas

Combina dos o más modelos de los antes mencionados.

Las diferencias entre una red LAN, WAN y MAN

Los tipos de redes informáticas usualmente se clasifican de acuerdo con el alcance a nivel geográfico. Para entender mejor la función de cada una, te indicamos las diferencias entre las redes LAN, WAN y MAN.

Como sabrás, una red LAN son redes locales que dan cobertura a un espacio delimitado y de poco alcance. Sea una casa, una oficina, un departamento o algunos pisos localizados en un edificio.  Usualmente, este tipo de redes son utilizadas en escuelas, negocios, sucursales, empresas, etc.

En cambio, la red WAN posee un área de cobertura mucho más extensa. El alcance puede llegar a ser de escala nacional o internacional. De hecho, esto da sentido a su nombre, el cual viene de la abreviación Wide Area Network (en español red de área amplia).

El término MAN viene de Metropolitan Area Network, que significa red de área metropolitana. La red MAN cuenta con buenas velocidades que alcanzan a dar cobertura a un espacio geográfico relativamente grande. Esta red es un punto medio entre las redes LAN y WAN, ya que su área de acción puede abarcar las dimensiones de una gran ciudad. Un ejemplo de ello son las redes localizadas en los campus universitarios.

¿Cuál es la diferencia entre una VPN y una red local?

Una VPN es un servicio de red privada que usualmente es usado por su eficaz sistema de encriptado. Es un programa que consigue salvaguardar la información personal de los usuarios, mientras estos navegan por la red.

Ciertamente, una VPN funciona de forma muy similar a una red local (LAN). La diferencia radica en que la primera trabaja con funciones dedicadas al manejo de direcciones IP. Una VPN permite simular ser una red LAN privada y virtual, y permite el intercambio seguro de archivos de un punto a otro.

Las VPN son frecuentemente utilizadas por las grandes corporaciones. Principalmente, porque permiten conectarse de forma remota. Crear red local es posible para compartir información, pero usualmente se requiere del uso de un cable Ethernet. Con una VPN se puede acceder a los archivos de la sede contraria, si ambas partes disponen del servicio. El proceso se podrá realizar al instante y sin problemas por la distancia. A pesar de que estas se encuentran en un lugar distinto y accedan desde equipos diferentes.

Ventajas de una conexión con VPN

red LAN VPN

El uso de una VPN te permite crear red local segura. No solo funciona igual que una red local. Siempre que hagamos uso de una red privada, podremos acceder a servidores de distintos países.

Con una VPN tu identidad en línea se mantendrá oculta, ya que el sistema disfraza tú dirección IP real. De esta forma, será imposible que terceros logren rastrear y robar tu información personal. Además, de permitirte desbloquear páginas con restricciones geográficas.

Una red LAN no es estrictamente segura, una VPN sí emplea protocolos que protegerán tus datos de la observación de terceros.

A diferencia de las redes locales, una VPN posee sólidos protocolos de seguridad y sistemas de encriptado de grado militar. Así consigue dar protección al momento de acceder a páginas no seguras en una red LAN.

Aumenta tu seguridad en Internet con estas VPN

Share